miércoles, 13 de mayo de 2020

Cumbre Cerros Pintor y La Parva invernales. (2001)

Despues de varios intentos a los Cerros Mirador del Morado, Piuquencillo y El Vega, decidimos cambiar de sector y nos fuimos para el lado de Farellones. Este lado de la cordillera, para mi se veía muy lejano, acostumbrado siempre al sector del Cajón del Maipo, pero en nuestro afán de explorar lugares nuevos, decidimos aventurarnos a un sector poco conocido por nosotros.
Lo primero que nos llamó la atención en la ruta es que habían casi nada de lugares para comer o comprar. En el Cajón del Maipo, las ofertas de lugares donde se venden empanadas, pan amasado, tortillas, miel, nueces, mermeladas, mote con huesillos, o restoranes para comer abundan, y son muy salvadores en especial cuando uno viene de regreso de alguna cumbre o algún trekking y la ración de comida paso a mejor vida.
Esta fue una de esas salidas en que el Universo se alinea a tu favor, es decir una salida perfecta. Nuestros objetivos eran las cumbres de los cerros Pintor y La Parva, y para ser la primera vez que nos metiamos en este sector, las cumbres salieron a la primera. Gran experiencia, dos cuatromiles en el día era para nosotros que no teníamos la experiencia profesional de otras personas un triunfazo.
Con Elvis en la cumbre del Pintor.

Con Elvis en la cumbre del Parva

Mi esposa en la cumbre del Parva.



El imponente Cerro El Plomo, APU de la ciudad de Santiago.

Maravilloso atardecer

Nuestro fiel "Camello" Lada Niva, compañero de tantas aventuras.