domingo, 3 de mayo de 2020

Escalada Río Blanco. 2014

Esta fue una de esas salidas que no se programan, conversando un viernes de noche en familia, decidimos que queríamos practicar un poco de escalada, la que teníamos un tanto abandonada debido a otras actividades enfocadas más en el montañismo.
Es así como un sábado de mañana, cargamos nuestra ferretería, cuerdas, mosquetones, descendedores, zapatillas de escalada, cascos, arneses, y emprendimos el viaje a Los Andes, ciudad donde se encuentra enclavado este hermoso sector de escalada, equipado inicialmente por Militares que lo usaban para sus prácticas de autodescenso. Con el tiempo grupos de escaladores han equipado nuevas rutas dejando el lugar habilitado con rutas para todos los niveles, haciéndolo especial para aquellos que se inician en esto de colgarse de cuerdas.
Día familiar lleno de adrenalina, risas, y con el agregado especial de que nuestro hijo menor, daba sus primeros gateos por estas paredes rocosas.






Toda la familia disfrutando de un hermoso día de escalada.