sábado, 2 de mayo de 2020

Río Blanco, Cerro Amarillo, Cabeza de Novillo. 2010

En el verano del 2010 mi hermano menor me invitó a conocer un sector de montaña nuevo para mi, siempre he realizado mis actividades outdoor en el sector del Cajón del Maipo, y esta vez se me estaba dando la posibilidad de conocer un Cajón nuevo, ubicado en la Cordillera de Rancagua, el Cajón del Río Blanco.
Considerando que esta aventura no requería gran conocimiento técnico, invite a mi hijo mayor para que nos acompañara, a sus 19 años estaba con ganas de conocer lugares nuevos y se daba una bonita oportunidad para hacerlo.
Embarcamos en el terminal de Tur Bus hacía Rancagua y al llegar allá sin nada previo programado, nos acercamos a un radio taxi estacionado en el terminal y le consultamos por el precio del traslado hasta el sector de Las Callanas, creo que nos cobró algo así como $ 20.000.- cuando me di cuenta del tipo de camino que era y como sufrió ese cacharro, pensé que el pobre taxista había salido completamente para atrás con esta carrera.
Finalmente nos internamos hacía el Cajón del Río Blanco, fueron siete días de estar completamente aislado en la montaña, mi hermano realizó un intento al Cerro Cabeza de Novillo el que a esa fecha registraba tan solo un ascenso. El esfuerzo no dio los resultados esperados, en un intento en solitario se vio muy complicado con la pasada de un Cajón a otro, resultado final se devolvió. 
Un segundo Cerro de la zona le dio mejor resultado, el Cerro Amarillo, así con esta cumbre iniciábamos la retirada de un hermosísimo lugar en medio de la Cordillera de Rancagua. 
Con mi hijo mayor mirando hacía el Cerro Cabeza de Novillo.