sábado, 12 de septiembre de 2020

Cerro Piuquencillo por su Canaleta Central (Año 2004)

 Esta podríamos decir que fue una salida épica. Hacer el Piuquencillo en dos días es algo que requiere un muy buen estado físico esto debido a que el acercamiento es bastante largo para llegar al lugar de acampada. Con varios integrantes del equipo Perros Alpinos, nos aventuramos en nuestro fiel Lada Niva que en esa oportunidad nos dió problemas electricos, al regreso a las doce de la noche saliendo desde Lagunillas tuvimos que bajar solo con las luces de emergencia debido a que falló el alternador y solo funcionaba con la batería. Siempre fiel, alcanzó a llegar con "vida" a tres cuadras de mi casa, a las tres de la mañana. El resto lo tuve que hacer empujando, solo. Sin duda una aventura para el recuerdo. 

Nuestro ascenso lo hicimos por la Canaleta Central, con una pendiente que a ratos se ponía bastante empinada, nuestra real preocupación eran las piedras que a esa hora comenzaban a caer desde su parte más alta, debido a que empezaba a alumbrar el Sol y la nieve comenzaba a ponerse blanda. El primer día llegamos al CB a eso de las 17:30, una buena cena y a dormir. A la mañana siguiente aproximadamente a las 4:00 de la mañana comenzamos a subir, a las 03:00 de la tarde y con la cumbre en el bolsillo estabamos de vuelta en el base, entre comer, descansar y desarmar el campamento nos dieron las 17:00, comenzamos a bajar y al rato ya se oscurecía situación que a momentos nos complicó debido a que perdimos la ruta. Entre bajada y regresos al sendero nos dieron las 12:00 de la noche, iniciando nuestra bajada desde Lagunillas despacio debido a un desperfecto eléctrico de nuestro fiel Lada Niva. 

Una salida memorable, de gran camaradería, risas y cansancio, épica para el recuerdo.