viernes, 25 de diciembre de 2020

Restricciones de acceso al Valle de Las Arenas. (Alto Maipo)

Cada vez se está haciendo más difícil la visita a los lugares que los montañistas frecuentamos, primero por el mega-proyecto Alto Maipo, que como de todos es bien sabido tiene un alto porcentaje de incumplimientos ambientales y laborales y lo segundo por la pavimentación de la ruta desde San Gabriel hacía Baños Morales y por el Valle del Yeso, hasta el mismo embalse.
Lo primero, el Valle de Las Arenas, que hasta hace un tiempo era un lugar de libre acceso, hoy tiene un puesto de guardia instalado inmediatamente después de bajar por el camino que nace a la izquierda del Puente Colina, adicional a esto y sorpresa para muchos, ahora apareció un cartel indicando la restricción del acceso al Valle, previo correo electrónico indicando la cantidad de personas, datos, datos del vehículo y tiempo de estadía.
Por otro lado, la pavimentación asfáltica del camino, permitió que muchos que no tienen aún conciencia de lo frágil de los ecosistemas naturales, accedan hasta el corazón mismo de la montaña, provocando en más de una oportunidad un caos vial, es decir tacos de hasta tres horas para volver a Santiago, además de una cantidad de basura y desperdicios que hasta antes de la pavimentación no existían en estos lugares. La pavimentación está directamente asociada al proyecto, esto para los camiones, camionetas, buses y vehículos del personal que trabaja en el proyecto, esto permitió que cantidades de vehículos accedan especialmente los fines de semana a lugares como Baños Morales o el Embalse del Yeso, hasta en vehículo City-Car, lo que antes era solo para valientes que se atrevieran por caminos de tierra y con pasadas por barro, piedras etc.
Para los más optimistas, la pavimentación de los caminos abría la montaña para personas, para los que desde un principio temimos que esto se transformara en un problema, lamentablemente no nos equivocamos. Empresas de turismo informal, utilizando incluso furgones escolares, transportan al Embalse el Yeso, cantidades de personas que han dañado sobremanera el sector, incluso Aguas Andinas, optó en algún momento a cerrar el camino levantando un lomo de tierra gigante que impidiera el paso de vehículos.
Es común hoy en día ver por la berma del camino hacía el Embalse o hacía Baños Morales, montones de basura, carbón quemado, bolsas plásticas, embases de bebida, restos de parrillas, etc. de gente que sube en familia, prepara un asado a la orilla del camino y que después no es capaz de bajar su propia basura, pensarán seguramente que pasará algún camión con personal recogiendo los desperdicios que dejan.
La problemática parece no tener solución, de momento, lo que subimos a la montaña en busca de lo natural, respetando el medio ambiente y agradeciendo por la bendición de tener Cerros y Valles hermosos a solo una hora de Santiago, nos hemos tenido que reinventar, evitando subir los fines de semana, y dejando los días de semana para nuestras actividades outdoor. El problema es que no todos tienen este privilegio.

Fabián Acevedo Riquelme.
 




Las fotos no necesitan mayor explicación.